ALFOMBRAS

Venta de alfombras

Alfombras de seda – Sardrud

Las alfombras persas han tenido y siguen teniendo fama de alfombras de una gran calidad, confeccionadas en seda y realizadas a mano.

En los mercados se ha ido adentrando por servicio y precio las alfombras realizadas automáticamente y que gracias a la tecnología pueden imitar cualquier cosa, de ahí que las alfombras artísticas, pierdan interés entre tanta novedad y queden relegadas a unos pocos.

Hay un pueblo que teje alfombras para no pisar, es decir tapices, y son los países del este quienes consumen estas verdaderas joyas, el pueblo es Sardrud situado al noroeste Irán, país de las ambiciadas alfombras persas.

Los tapices cuelgan de las paredes como si fueran cuadros y pueden representar perfectamente escenas cotidianas, naturales e incluso algún cuadro de renombre gracias al Photoshop que les permite realizar el diseño, todo lo demás es totalmente manual, trabajan cara a la pared en un telar vertical y es increíble ir descubriendo el dibujo de abajo a arriba con todos los detalles incluido el más pequeño.

Todo el pueblo se dedica a la confección de alfombras sin tener siquiera una sola máquina, desde la confección de los colores a su terminación en relieve. Por supuesto el arte es hereditario en las familias artesanas que se va sucediendo de padres a hijos en el 80% de los hogares.

Es difícil creer que China que todo lo copia pueda ser una competidora con materiales más baratos y mecanización que nunca podrán igualar a siglos de experiencia transmitida por la experiencia.

Es triste pensar que pueda desaparecer tanta belleza, el tiempo entrelazado con las manos, el arte del tratamiento de las cosas, el arte-sano que tanto bien hace a los ojos y a la mente.